Disciplinar al rojo

Articulos, Cultura

Ha habido cientos de políticos perseguidos por ETA, pero todos los medios del Estado se ponían de lado del perseguido y la opinión pública estaba junto a la víctima: ese paradigma cambió con la cacería a Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias dimitió. Dejó sus cargos y abandonó la política. Hubiera sido el momento preciso para que sus adversarios abandonaran la cacería mediática y política y mostraran algo de elegancia.

Ampliar

La trumpista madrileña se come a la izquierda y fulmina a Cs

SD.-La presidenta electa de la comunidad de Madrid hace pequeño a José María Aznar con sus aires de salva patrias y relega Leer Más

El gobierno no parará hasta dar con los autores

Unidades antiterroristas investigan las amenazas mientras el Gobierno advierte de que "no parará" hasta dar con los autores La Brigada Leer Más

Vox incendia la campaña

Vox incendia la campaña al no condenar las amenazas a Iglesias: Unidas Podemos y Más Madrid no irán a debates Leer Más

Volviendo a la isla

Iglesias crepuscular Gallardoski.-Produce la ceguera para con uno mismo hasta cierta ternura. Nos preguntamos si es posible que no se Leer Más

Comparte nuestro contenido