U advierte de la preocupante situación económica en el Ayuntamiento de Sanlúcar 

Izquierda Unida, Politica, Varios

La portavoz de IU Sanlúcar y candidata a la Alcaldía, Carmen Álvarez, señala que la deuda bancaria del Ayuntamiento a cierre del 2022 es de 62.3 millones de euros. A esta cantidad hay que añadir lo que se adeuda a la Agencia Tributaria (AEAT) y a la Seguridad Social, por lo que la cantidad asciende a 72,5 millones de euros, suponiendo una deuda por habitante de 1039 euros aproximadamente. 

La portavoz y candidata a la Alcaldía de IU Sanlúcar, Carmen Álvarez, advierte que la situación económica a la que el PSOE de Víctor Mora ha llevado el Ayuntamiento de Sanlúcar es alarmante. “Por mucho que el alcalde asegura que la situación es buena, los datos hablan por sí solos y tienen un única interpretación si se analizan de forma objetiva y veraz”. Ante ello, insiste en que “es lamenta que el alcalde siga valiéndose de las mentiras y medias verdades en cuanto a la gestión económica se refiere, con la única finalidad de confundir a los ciudadanos y aparentar que la situación económica del Ayuntamiento está saneada, algo que es totalmente falso”. 

Álvarez lamenta que la gestión del PSOE de Víctor Mora se base únicamente en el clientelismo, la subida de impuestos y los recortes. Desde IU, Álvarez deja claro que “defendemos otra gestión económica que sabemos que es posible y más justa, en la que paga más quien más tiene, sin recortes y sin clientelismo, donde prime el interés general”. 

En concreto, la deuda bancaria del Ayuntamiento a cierre del 2022 es de 62.3 millones de euros. Además, a esta cantidad hay que sumarle lo que se adeuda a la Agencia Tributaria (AEAT), que son 3.1 millones de euros;  más 7,1 millones de euros a la Seguridad Social, por lo que la cantidad total asciende a 72,5 millones de euros, lo que supone una deuda por habitante de 1039 euros por habitante. 

Álvarez explica que la lamentable gestión económica ha consistido en transformar operaciones de tesorería a corto plazo, a deuda bancaria a largo plazo. Así, de 18 millones de euros de deuda bancaria en 2007, se pasó a a 59 millones en 2020, más los intereses, alcanzando esta cifra ya en 2022 los 62,3 millones de euros antes mencionados. Además, “los superávit, fruto de los recortes y subidas de impuestos, se destinan a pagar parte de esta deuda, que,. junto con los planes de ajustes aprobados durante los últimos años, nos ‘condenan’ a mantener esta deuda con los bancos hasta 2040”, apunta Álvarez quien deja claro que “todo ello está hipotecando el presente y el futuro de la ciudad, ya que todos los años hay que pagar parte del principal de la deuda más los millonarios intereses”.  De este modo, Álvarez asevera que “todo esto demuestra que el alcalde se encuentra cómodo aplicando políticas económicas similares a la de Cristóbal Montoro, ministro de Economía de Mariano Rajoy, y estableciendo lazos con la derecha y la ultraderecha de Vox”. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que a esta cifra habría que añadir la cuantía correspondiente a las sentencias por infracciones urbanística que se han llevado a cabo con error administrativo y que quedarían, por tanto, anuladas; los más de 1,2 millones de euros que se adeuda a trabajadores municipales, en concepto de horas extras y gratificaciones; así como los aproximadamente dos millones de euros que se adeuda a los trabajadores de los Planes de Empleo.

Álvarez señala, además, que es muy preocupante que el único ahorro con el que cuente el Ayuntamiento, debido a esta lamentable gestión, es el dinero de las jubilaciones de funcionarios y personal laboral, ya que no se están cubriendo las plazas, por lo que la calidad de los servicios públicos municipales están siendo muy deficitarios. De hecho, hay un gran recorte en la plantilla municipal y todas las áreas municipales tienen una grave falta de personal.

Por otro lado, hay que reseñar que Sanlúcar, siendo una ciudad que está en los primeros puestos de los rankings de pobreza y exclusión social, mantiene unos impuestos en su mayoría en sus máximos legales. Cabe mencionar el IBI, con el que en 2007 el Ayuntamiento ingresó 9,7 millones de euros; y en 2018 un total de 19,7 millones de euros. En concreto, el recibo de la contribución ha aumentado desde 2007 un 59%. Además, se ha incrementado la tasa de la basura, alcantarillado, sello del coche, tasa de la ocupación de la vía pública, plusvalía, licencia de obras y licencias de apertura. 

Comparte nuestro contenido

Deja una respuesta