1º de mayo con 10.500 desempleados en Sanlúcar

Izquierda Unida, Laboral, Politica

IU Sanlúcar llama a secundar la manifestación del 1 de mayo 

La coordinadora local de IU Sanlúcar, Carmen Álvarez, insiste en que en Sanlúcar superamos las 10.500 personas desempleadas, por lo que anima a salir a la calle, cumpliendo con las medidas de seguridad, para exigir empleo y defensa de los derechos laborales.  

Desde IU Sanlúcar llamamos a secundar la manifestación por el 1 de mayo convocada por el SAT Sanlúcar con motivo de la celebración del Día Internacional del Trabajo, que IU conmemora este año bajo el lema ‘Por un trabajo digno. La precariedad laboral también mata’. El recorrido se realizará en coche y se saldrá a las 12.00 horas desde el terreno de la feria y finalizará en la zona donde se ubica el mercadillo. 

La coordinadora local de IU, Carmen Álvarez, deja claro que “en Sanlúcar la cifra de desempleados supera las 10.500 personas, e insiste en que todas y todos tenemos que salir a la calle, cumpliendo con las medidas de seguridad, mascarillas y distancia social, para reivindicar un trabajo digno y el respeto de los derechos laborales y la seguridad en el trabajo”.

Álvarez insiste en la importancia de seguir luchando por la defensa de un Estado de Derecho y protección social, y lamenta que el fascismo, intente volver con sus mentiras a una época en la que no existían los derechos fundamentales de nuestra Constitución. Finalmente, asevera que hay que seguir trabajando para conseguir una mayor protección de los trabajadores, para evitar que se pierdan más vidas por falta de medios y seguridad, haciendo especial hincapié, debido a la pandemia, en el sector sanitario. 

Por otro lado, en Cádiz CCOO Cádiz y UGT Cádiz organizan también una manifestación en Cádiz que saldrá de los Jardines de Varela a las 12.00 horas. 

Manifiesto de IU 1 de mayo

…Y van dos. Dos 1º de Mayo en los que la pandemia se ha metido hasta el tuétano de nuestras vidas, donde otra vez las manifestaciones en las calles se construirán desde la firmeza, compaginando la presencia física y virtual, pero con el mismo carácter reivindicativo que en el Congreso Obrero Socialista de la II Internacional en el París de 1889, cuando se acordó celebrar esta jornada de lucha y de homenaje a los ‘Mártires de Chicago’ de 1886.

Hemos aprendido mucho en este año duro; aprendimos que las políticas neoliberales del capital matan; que el proceso de privatización que la derecha ejecuta desde hace años ha demostrado que teníamos una grave carencia de servicios sanitarios que protegieran nuestras vidas; que la dicotomía entre beneficios y vida la han resuelto en favor del capital, como ocurre en la Comunidad de Madrid y su canibalismo privatizador.

Hemos aprendido también que aquellos países que no llevan en su ADN el Estado de Derecho y la protección social, están a la deriva; y hemos recordado que el fascismo no está muerto, sino que da coletazos para intentar volver con sus mentiras a un periodo donde no existían los derechos fundamentales de nuestra Constitución.

Es indispensable profundizar, junto con los sindicatos de clase, en una legislación de protección a la salud en el trabajo, para evitar que miles de profesionales de los servicios básicos -en especial los sanitarios- paguen con su vida la falta de material y medios efectivos, así como de protocolos que garanticen la seguridad en el trabajo.

Sabemos que destinando los recursos a salvar el empleo en vez de a subvencionar a las grandes empresas y a la Banca, como imponen las políticas neoliberales, conseguiremos que se pierdan menos puestos de trabajo y que las familias puedan soportar mejor esta terrible crisis.

Hemos trabajado junto a los sindicatos para poner en marcha reivindicaciones históricas de anteriores 1º de Mayo: el Ingreso Mínimo Vital, el apoyo a los sectores más afectados por el COVID, presionar para que las políticas de la Unión Europea no repitan el austericidio, sino que busquen una Europa más cohesionada y social, estableciendo políticas efectivas para luchar por la igualdad salarial de género o contra los falsos autónomos.

Ahora sabemos que se puede defender el salario diferido de los trabajadores y las trabajadoras de nuestro país, estableciendo políticas de protección al consumidor frente a las grandes multinacionales.

Y hemos aprendido a hacer todo eso de la mano de multitud de colectivos, desde los sindicatos hasta las mareas en defensa de la Sanidad o la Escuela Pública, en las calles con las manifestaciones feministas o en defensa de las pensiones; defendiendo el derecho a la vivienda, enfrentándonos a la Banca y sus inhumanos desahucios, o haciendo más efectivas las actuaciones de la inspección de trabajo.

Todo ese aprendizaje lo hemos llevado a la política para que sus reivindicaciones se conviertan en ley, creando redes de apoyo para todas ellas.

Pero aún queda mucho por hacer y por eso desde Izquierda Unida defendemos y exigimos los derechos que reclama la mayoría social. Tenemos que fortalecernos frente al intento del capitalismo de reinventarse tras la pandemia. Este es un 1º de Mayo para presionar a aquellos que pretenden imponer nuevos recortes tras el COVID, quienes pretenden reducir los derechos laborales conquistados durante años, quienes quieren frenar nuestra lucha por la igualdad efectiva en el ámbito laboral.

Nos enfrentamos a aquellos que apuestan por anular o reducir la capacidad de intervención en las organizaciones de clase para aprovechar la crisis y establecer una reducción de salarios generalizada.

Desde Izquierda Unida exigimos en este 1º de Mayo frenar las nuevas deslocalizaciones de sectores fundamentales de nuestra economía. No es de recibo que las multinacionales se embolsaran ingentes cantidades de subvenciones sacadas de nuestros impuestos y que ahora decidan cerrar instalaciones completas para maximizar beneficios o reducir empleo a través de EREs. No vamos a permitir que condenen a comarcas enteras al desempleo y a la miseria. Reivindicamos una política industrial que nos saque del bucle de la dependencia casi absoluta del sector servicios y del turismo.

La Banca privada sigue aumentando sus beneficios a base de destruir empleo. Ya van más de 100.000 puestos de trabajo perdidos en el sector en los últimos 10 años, a pesar de la inyección de dinero público a través de subvenciones directas (Bankia y sus sucesivas fusiones) o indirectas (la deuda de 35.000 millones del llamado ‘banco malo’ que creó el PP que nos ha estallado en la cara) A esta sangría se le suma ahora CaixaBank y BBVA, con cerca de 11.000 despidos entre ambas entidades.

Es posible otra política que reparta la riqueza y para ello hay que hacer más fuertes a los trabajadores y trabajadoras a través de sus sindicatos y con ellos, al igual que hicieron ya los sindicalistas de Chicago, exigir un mundo más justo e igualitario.

VIVA LA JUSTICIA SOCIAL. VIVA LA CLASE OBRERA. VIVA EL 1º DE MAYO.

La trastienda

La otra memoria histórica  Enrique Romero Vilaseco.- Desde que el infame José Luis Rodríguez Zapatero, obsesionado con la muerte de Leer Más

Apagarle el micro a Vox

Los mismos medios españoles que alabaron la actitud de la CNN y la Fox interrumpiendo los discursos de Trump cuando Leer Más

IU valora muy positivamente convenio entre Junta y Ayuntamiento

IU exige que el convenio entre Ayuntamiento y Junta sobre La Dinamita incluya el pinar en su totalidad y el Leer Más

Mora lamenta que la oposición no apoye los presupuestos municipales

El alcalde de Sanlúcar, Víctor Mora, ha lamentado que los partidos de la oposición municipal no apoyen los presupuestos municipales Leer Más

Comparte nuestro contenido