Caminos públicos usurpados

Ecología, Ecologistas en acción

Guardas de la empresa Breña del Agua intentan impedir el paso a un grupo de ecologistas por el camino público Benamahoma-Zahara

La empresa Breña del Agua S.L., propietaria de varios latifundios en el Parque Natural Sierra de Grazalema, sigue cerrando los caminos públicos e impidiendo el paso a las personas que pretenden ejercer el derecho de transitar por ellos.

Hace unos días, cuando un grupo de senderistas de Ecologistas en Acción transitaban por el mencionado camino público, guardas de la empresa Breña del Agua S.L., propiedad del magnate belga Marnix Galle, le requirieron a que se dieran la vuelta, argumentando que era un camino privado. Los ecologistas siguieron el recorrido al tener pleno conocimiento del carácter público del camino.

No obstante, hizo acto de presencia una dotación de la Guardia Civil, a la que el grupo de senderistas aportó todo tipo de documentación -inscripción del camino, sentencias judiciales, planos…- que avalaban su derecho a transitar por ese camino público. También les transmitieron su extrañeza por el hecho de que cuando llaman a la Guardia Civil porque guardas privados les impiden el paso por caminos públicos o vías pecuarias, les responden que se personen en un cuartel para denunciarlo; pero cuando llaman los guardas privados que impiden el derecho de paso por estos caminos públicos, se desplazan con prestancia hasta la finca para identificar a los senderistas.

También hizo acto de presencia un grupo de seis guardas y responsables de la empresa, empeñados en que la Guardia Civil nos impidiera el paso y nos expulsara del camino; lo que no sucedió, pudiendo completar todo el trayecto previsto hasta la laguna del perezoso en Los Albarranes, ya en término de Zahara de la Sierra. Recorrido que contó con la “escolta” de dos vehículos todoterreno de guardas de las fincas privadas.

En 2010, el Ayuntamiento de Grazalema inscribió el “Camino público de Benamahoma a Zahara” en el Inventario de bienes de la corporación municipal, acuerdo que es firme tras la sentencia del TSJA de febrero de 2013. Han pasado ya 11 años desde la inscripción del camino público por el Ayuntamiento de Grazalema, y 8 desde la sentencia que lo avalaba, y sigue cerrado. Y todo en pleno corazón del Parque Natural Sierra de Grazalema. Un abuso intolerable.

Pero el Ayuntamiento no ha realizado el deslinde, por lo que ni está delimitado sobre el terreno, ni señalizado, lo que permite a la empresa propietaria de las fincas por las que discurre tenerlo cerrado con contundentes alambradas, sin que el Ayuntamiento haga nada por impedirlo. La empresa ha presentado una demanda en el Juzgado de Ubrique reclamando la titularidad del camino, procedimiento en el que se han personado el Ayuntamiento y Ecologistas en Acción, pero empresa y Ayuntamiento han pedido la paralización del procedimiento, lo que, de hecho, favorece la actual situación de cierre y usurpación del camino.

Ecologistas en Acción seguirá realizando rutas de senderismo por los caminos públicos del parque natural, y emplaza a la ciudadanía a hacer lo mismo, ejerciendo su derecho a transitar por todos los caminos públicos de la sierra de Cádiz.

El Tribunal Supremo determina la nulidad del planeamiento de desarrollo de PGOUs anulados

El Tribunal Supremo (TS) ha determinado que todos los instrumentos de desarrollo aprobados en base a un Plan General de Leer Más

Un informe de la Abogacía del Estado confirma que la Laguna de la Janda es pública y está usurpada

La Asociación de Amigos de la Janda, con el apoyo de Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife, AEMS-Ríos con Vida, Fundación Leer Más

Sanlúcar: Limpieza simbólica del litoral

Continuando con la campaña de voluntariado “Salvemos el Chorlitejo patinegro”, informamos que este sábado 22 de mayo, Día Internacional de Leer Más

EeA responsabiliza a Junta y Ayuntamiento del incendio en La Algaida

Reclamamos la urgente instalación de una planta de recepción de residuos agrícolas en la Colonia Este fin de semana la Leer Más

Comparte nuestro contenido