¿Incivismo o fascismo?

Articulos, Cultura, José Luis Zarazaga

José Luis Zarazaga.-Hoy este humilde desarticulista no pensaba martirizar las neuronas de mis sufridos lectores pero por un casual, y espero que no vuelva a repetirse, puse en la televisión el canal Juan y medio y comencé visionando el inicio del debate y acabé como la jácara los títeres. Ciertamente el debate me retrotrajo a aquella televisión franquista que nos bombardeaba con el rancio programa de los payasos de la tele. En este caso sí hay que decir que algo más cargado de modernidad ya que incluye la paridad de tres payasos y tres payasas. Imaginen la escena con el Moreno como Gaby, no dice nada y a vérselas venir que mejor callado, el Marín como Fofó, ya que es un payaso divertido, mira que decir en una interviú que en Andalucía no se instaló el pin parental porque a él no le dio la gana, a lo que yo tengo que decir que tu no mandas ni en tu casa. Bueno pero a mi me sorprendió la que sería la Miliky, la Olona, esta si que es una cachonda ya que va a un debate a la tele de Juan y Medio cuando anda vociferando no el cómo están ustedes,sino que si gobierna piensa eliminarla de un plumazo. Increíble pero cierto, pero visto lo visto en Castilla y León, donde los parlamentarios de VOX lo primero que  han hecho es subirse el sueldo astronómicamente y cargarse de asesores,  creo que donde digo digo, digo Diego y no es lo mismo prometer que repartir trigo.

   No llamarme fascista por estas alusiones pero esto también me recuerda a lo que dijo nuestro Fofito Marín sobre acabar inmediatamente con la administración paralela, no solamente se ha aumentado sino que también se ha rodeado de los bien pagados (entiéndase los asesores que ha metido dentro de lo que se denomina Club de la manzanilla). Cuñaoooooooooo.

    Bueno, dejemos ya este tema y no voy a preguntar ¿cómo están ustedes? Porque ya se la respuesta: hasta los ……s

    Lo que está pasando en Sanlúcar y vuelvo a repetirlo: “una imagen vale más que mil palabras”, es el símbolo del actual incivismo que impera en nuestra localidad. Ejemplifiquemos con toda esa cantidad de basura que aparece desparramada todos los días por las calles de nuestro pueblo, por no decir nada de los vertederos incontrolados que día a día aparecen en el extrarradio de nuestra localidad.

    Todos los días se escuchan los exabruptos que alcanzan la categoría de alarido en las redes sociales. El cabreado es el ciudadano, el que grita como ve que todo lo que se hace en este pueblo acaba o lleno de mierda o destrozado, algunos los llaman delincuentes o vándalos, pero nada tiene que ver aquel pueblo germano con los guarros/as o gamberros/as que pululan por nuestra localidad.

    Cuando se culpa al ayuntamiento de ser el culpable de dicha situación, sin aportar prueba alguna, no deberíamos  hablar de fascismo sino simplemente de una mafia que afila sus colmillos esperando conseguir alguna cuota de poder a costa de acabar con todo lo positivo que se pueda llevar a cabo en nuestra ciudad. Pondré algunos ejemplos: “ si la policía multa estas actuaciones se habla de actitudes fascistas por parte del Equipo de Desgobierno, si no se permite la actuación de los okupas hablamos de fascismo del propietario legítimo de la vivienda, si se pilla a alguien ensuciando las paredes con sus grafitis no los denominan incívicos, es más fácil tildar a las ordenanzas municipales de fascistas y así un largo etc.

    Normalmente en horas nocturnas o como ocurre en nuestro pueblo a cualquier hora la imagen del dependiente o dependienta de los establecimientos hosteleros dirigiéndose a un contenedor y arrastrando una enorme bolsa de basura es otro símbolo de nuestro pueblo. El problema no es el tamaño de la bolsa, sino como tal como se ha dicho se arrastra por la acera dejando a su paso un reguero maloliente y lo que es peor tirándola fuera del contenedor. No llamarme fascista por decir esto ni incívico, incívico y fascista es quien después grita en las redes sociales porque hay ratas y no habla nada de quien es el causante del problema.

   Pobres peatones, el incivismo también ha invadido las aceras, los peatones civilizados han sido derrotados definitivamente por las bicicletas, monopatines, mesas a tutiplen y últimamente por los patinetes eléctricos. Si pedimos que se regularice esta situación tened por seguro que la Descomposición Política nos tildará de fascistas.

     Mientras tanto nuestro Ayuntamiento se gasta el dinero público en campañas publicitarias que no sirven para nada. Ciertos concejales del Equipo de Desgobierno no pisan la calle para nada y los que practican la Descomposición Política rayan el fascismo más descarado.

    No quiero decir con todo esto que el Ayuntamiento no tenga la culpa en parte del desorden en la limpieza. Contamos a principio de legislatura con un Delegado, mi amigo Juan Ponce, que podríamos definirlo como cortito en la responsabilidad que conlleva llevar adelante los servicios de limpieza pero por lo menos nos divertíamos con las payasadas   sobre la limpieza que publicaba en las redes y así  mantenía ocupado al servicio de prensa paralelo que habían creado en la estructura gubernativa municipal.

    Hoy la cosa es más grave, contamos con un servicio de limpieza en el que se ha contratado a más de un centenar de jóvenes a los que por desgracia la gente anda cantándoles el despacito: “Pasito a pasito, suave suavecito / vamos trabajando poquito a poquito”

     Aquí no me llaméis fascista por decir lo que todos piensan en la calle. El nuevo Delegado , de Limpieza Pública, el señor Porrúa no pisa la calle o no se quiere fijar en lo que está pasando y por lo tanto es culpable del incivismo en materia de limpieza pública. Esto por desgracia raya la inutilidad política y para colmo mantiene como gerente de la empresa de limpieza viaria a una persona que más parece que intenta liquidar la empresa por inacción. Y llegados a este punto no se que piensa el comité de empresa sobre la campaña y descrédito que se está poniendo en marcha por ciertos sectores y que apuntan a la línea de flotación de la empresa.

    Para no extenderme en demasía comentaré que no todos los concejales son iguales y hay algunos que se patean las calles e intentan corregir el incivismo y los malos vicios dentro de sus posibilidades. Pondré un claro ejemplo: “Hoy contamos con una playa limpia y perfectamente acondicionada, como nunca se ha visto”, esto se consigue y yo soy testigo de cómo el Concejal de Medio Ambiente y Playas se patea la zona tomando notas y actuando rápidamente contra toda acción incívica en ciernes y lo digo hablando con propiedad porque más de una vez me ha arrastrado a visitar la playa y no ha parado de anotar o denunciar todo lo que veía como incumplimiento de las normas. Yo a esto no le llamo fascismo le llamo responsabilidad política, ah que conste, que aunque sea un gran amigo al igual que lo es Juan Oliveros, Jose Bernal a mi no me deja pasar ni una y esto tengo que agradecérselo.

      En fin,campana y se acabó, llamarme fascista por decir lo que pienso, eso sí, ni se os ocurra llamarme incívico.

                               

Al PP el fascismo le parece bien

Antonio Maestre.- Para que Feijóo sea presidente, Abascal tiene que ser vicepresidente. Las cartas ya están sobre la mesa y Leer Más

Un monumento en Escocia a las Brigadas Internacionales de la Guerra Civil española aparece vandalizado con proclamas franquistas

Una placa en recuerdo de los 40 voluntarios escoceses que lucharon contra el fascismo en España ha amanecido con varios Leer Más

Monetizar ser un barril de mierda

Quien un día después de la crisis de Ceuta pone un micrófono a Santiago Abascal frente a la valla para Leer Más

Los botones de Franco

La defensa de la memoria histórica era tan importante precisamente por lo que ha pasado en las urnas madrileñas en Leer Más

Comparte nuestro contenido

Deja una respuesta