La pinza, un nuevo churrete

Baluarte Digital, Fernando Cabral Hidalgo, Opinión

Fernando Cabral.-El pasado día 20 de abril en sesión plenaria extraordinaria se aprobó de forma definitiva los presupuestos municipales para 2021 con los únicos votos a favor de PSOE de Víctor Mora y Cs de Javier Porrúa. Para IU son unos presupuestos diseñados para cumplir con el Plan de Ajuste y ajenos a las verdaderas necesidades de la ciudad y los sanluqueños/as, con la mayoría de partidas diseñadas de manera generales para después tener las manos libres para utilizarlas de forma clientelar.

Presupuestos que recogen un abultado capítulo 1 de gastos de personal de más de 18 millones de euros (algo más del 30% del presupuesto total), como consecuencia de la RPT aprobada en enero de 2020 sin el consenso unánime de la representación sindical y que, más allá de engordar las nóminas de determinados colectivos de la plantilla municipal, no está sirviendo para ordenar ni resolver los problemas de falta de personal en el Ayuntamiento, ya que la centena larga de plazas vacantes siguen sin cubrirse, ni ha acabado con las gratificaciones discrecionales porque se ha presupuestado 850.000 euros para este fin, más que nada clientelista.

Víctor Mora y Javier Porrúa, haciendo valer el rodillo de su mayoría absoluta, no se han dignado a sentarse con la oposición para buscar un necesario consenso en los presupuestos en un año en el que seguimos padeciendo la crisis sanitaria por el COVID y las consecuencias económicas y sociales de la misma. Desde IU se propuso un pacto local de reconstrucción que se rechazó, más tarde se le hizo llegar en tiempo y forma un documento con una veintena larga de propuestas absolutamente necesarias de atender y, por tanto, de incluir en los presupuestos. Propuestas que no fueron atendidas. Posteriormente hemos presentado alegaciones a los presupuestos que han sido desestimadas sin más, con la rocambolesca coletilla de que son propuestas de índole político.  Deben saber que en IU estamos para hacer política y proponer iniciativas para mejorar la calidad de vida de los sanluqueños y atender a los más desfavorecidos y no para calentar sillones y poner la mano al final de mes.

La deriva antidemocratica de Víctor Mora le lleva, después de no contar con IU, a exigirnos una adhesión incondicional a los presupuestos, y por ello ha obtenido nuestro rechazo a los presupuestos junto con el resto de los grupos de la oposición, salvo la del tránsfuga representante de la extrema derecha que no asistió a dicho pleno. 

Muy probablemente la ausencia del tránsfuga de VOX pudo ser pactada con el PSOE, para evitar que los presupuestos se aprobasen también con su voto a favor, ya que en más de una ocasión había manifestado haber consensuado los mismos con el equipo de gobierno, algo que nunca ha podido ser desmentido. Nos consta que ha levantado ciertas ampollas entre los verdaderos socialistas que el PSOE haya consensuado los presupuestos con la extrema derecha y ahí que haya pactado con aquel su ausencia en el pleno más importante del año.

A Víctor Mora en el pasado pleno el subconsciente le jugó una mala pasada cuando en un intento de desacreditar a IU la calificó de extrema izquierda. Para quien gusta gobernar como la derecha, con la derecha y consensuar con la extrema derecha xenófoba, misógina y antisocial es normal que califique de extrema izquierda a las propuestas y argumentos de IU. Coincide Mora en este aspecto también con la derecha y extrema derecha que así califica a Unidas Podemos en el gobierno de la nación.

Por otra parte, va diciendo en los medios de comunicación locales aleccionados a su causa con generosos recursos económicos de todos los sanluqueños, la pinza que dice recibir entre PP e IU, pinza que solo él puede ver, porque en modo alguno puede existir. Olvida o pretende obviar que gobierna con el rodillo que le confiere la mayoría absoluta, y un gobierno con mayoría absoluta en modo alguno puede verse afectado de existir por una pinza de la oposición, que no es el caso. A IU nunca la verá de la mano de la derecha en ningún caso, a Mora sí.

Víctor Mora acostumbra a eludir responsabilidades y para ocultar su ineficaz gestión municipal pretende hacer oposición a la oposición. Y es por ello, que le exigimos que se deje de churretes y se ponga a gobernar para solventar los múltiples problemas económicos y sociales que aquejan a la ciudad en su mayoría ocasionado, si no agravados, por su nefasta gestión. Lo cierto es que el PSOE debería estar cada vez más lejos de lo que significa y es Víctor Mora;  y Víctor Mora está muy lejos del que debería ser un partido que aún conserva en sus siglas la “s” de socialista y la “o” de obrero.

Un eurodiputado de Vox propone disolver las Cortes de Castilla-La Mancha y que su sede sea para la Guardia Civil

Jorge Buxadé afirma que el Parlamento regional “solo sirve para sacar leyes en contra de los españoles” El europarlamentario de Leer Más

Expertos y directivos del sector eléctrico descartan el gran apagón que azuza Vox: «Es imposible»

La ultraderecha ha aprovechado la alarma generada por Austria para recuperar sus proclamas sobre la "soberanía energética"; no se trata Leer Más

La malísima y “ladrona” oposición sanluqueña

SD.-Es un clásico que cualquier gobierno tilde de nefasta la democrática fiscalización y control que otros partidos ejerzan sobre o Leer Más

La ponencia del Constitucional da la razón a Vox y pide obligar al Gobierno a sufragar colegios que segregan por sexo

La propuesta de sentencia sobre el recurso de la extrema derecha contra la ley Celáa lleva la firma del magistrado Leer Más

Comparte nuestro contenido