Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Una de Correos
 
 
 
 
   
 
Una de Correos PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
22 de Diciembre de 2009

Imagen activaNuestro país y más concretamente nuestra localidad es un lugar donde abundan los tópicos. Ya hemos comentado los chistes, chascarrillos y comentarios, porque no decirlos a veces despectivos, que provoca en boca de cualquier ciudadano la palabra funcionario.

José Luis Zarazaga Pérez.-Este humilde desarticulista, ciertamente muchas veces se tiene que reír de algunas de las cosas que se dicen sobre los empleados públicos, pero alguna vez que otra lo tiene que asumir como una crítica constructiva, y además con una sonrisa. Hace ya tiempo un gran amigo me decía lo siguiente: hay dos cosas que mejor que no te sucedan en Navidades: “no te pongas enfermo, que te mueres”; extrañado y como no continuaba le inquirí sobre la segunda cuestión, diciéndome nada más y nada menos lo siguiente. “no esperes en dichas fechas que te llegue una carta urgente”.

   Comentarios haberlos los hay para todos los gustos, y por lo que se comenta son muchos más los negativos que los positivos, pregunto yo ¿por qué será? Por desgracia si ando esperando una carta urgente,  y menos mal que no me he puesto enfermo.  

 Ayer, torpe de mí, en tan entrañables fechas como las que vivimos actualmente, se me ocurrió acudir en horario de tarde a enviar una carta certificada y así aprovecharía para inquirir información sobre un certificado que esperaba desde hace más de una semana. Al llegar la cola  aquello parecía la del Museo del Prado, me armé de valor y al igual que mi amigo Antonio iba a entablar la lucha contra la burocracia, en este caso no llevaba termo de café, pero por si acaso hay una cafetería cercana, así que por lo menos sin merendar uno no se iba a quedar.   

 No sé si los ciudadanos de nuestra localidad nos quejamos por vicio o las quejas airadas pasan a ser deporte nacional, que seguro que si fuera así ganábamos todas las olimpiadas. Una señora algo alterada por tan entrañable espera, me comentaba lo siguiente: “Es imposible describir con palabras lo que experimento cada vez que me dirijo a la oficina de correos  de Sanlúcar para realizar un envío o recoger algún paquete. Mientras el resto de ciudadanos nos pasamos el día a golpe de tambor, sacando tiempo de donde podemos, ellos realizan su trabajo con una parsimonia y una desgana que me obligan a sentir vergüenza ajena.

Pues bien, para enviar un simple certificado, me llevo más de media hora , y todo por la dejadez de estos funcionarios, que despachan con una increíble lentitud, que preguntan 2 ó 3 veces la misma información y que actúan con un pasotismo insultante para todos los ciudadanos”.  

Como aunque uno sea un desarticulista irónico y mal hablado, no se me ocurrió mejor idea que calmar los humos de tan agradable señora y para eso nada menos que soltar un chascarrillo que ya que si  no nos atienden por lo menos nos reímos de las penas.¿Saben ustedes por qué los funcionarios de correos son ateos?Amablemente y muy intrigada la señora me pregunto: ¿Por qué?Pues muy sencillo, porque no creen que después haya una vida mejor.  

En fin como no quiero alargarme y no quiero que mis sufridos lectores piensen que se han acabado las críticas sobre nuestros queridísimos políticos locales, juzguen ustedes sobre dicho tema, solo me queda  deciros que  es Navidad y que no hay mejor forma de felicitarlos que dejarlos descansar ya que a algunos cuando leen la prensa se les atragantan hasta los polvorones. ¡Tranquilos, que no cunda el pánico, la próxima semana hablaremos del Equipo de Desgobierno!, ¡Lo prometo! 

Dedicado a mi gran amigo Miguel Ángel al que el Servicio de correos tiene por norma enviarle las cartas más arrugadas que los pergaminos de Tutankamón.  P.D. Aquí les incluyo el decálogo del Cartero:

1º    El cartero siempre tiene la razón, pero nunca se la dan. 
2º    El cartero no copia, contrasta resultados. 
3º    El cartero no saca chuletas, recuerda el tema. 
4º    El cartero no duerme en la cartería, reflexiona. 
5º    El cartero no se escaquea, su presencia es requerida en el bar.  
6º    El cartero no habla en la cartería, intercambia impresiones.  
7º    El cartero no mastica chicle, fortalece sus encías.  
8º    El cartero no come pipas, estudia botánica.  
9º    El cartero no lee revistas mientras trabaja, se informa.  
10º  El cartero no insulta al Jefe, le saca defectos.  
11º  El cartero no pinta las mesas, practica expresión artística.  
12º  El cartero no llega nunca tarde, los demás se adelantan.  
13º  El cartero no se cansa mientras reparte, guarda fuerzas.  
14º  El cartero no se retrasa, le retienen.  
15º  El cartero no se distrae, examina los fluorescentes.  
16º  El cartero no tira las cartas, estudia la ley de la gravedad.  
17º  El cartero no suspende, le suspenden.  
18º  El cartero no tira papeles al suelo, se le caen.  
19º  El cartero no corre por los pasillos, hace pruebas de velocidad.  
20º  El cartero no escupe, descongestiona las fosas nasales.  
21º  El cartero no pasa del jefe, el jefe pasa del cartero.  
22º  El cartero si ve a alguien que descansa le ayuda.  
23º  El cartero cuando tiene ganas de trabajar se sienta y espera a que se le pase.  
24º  El cartero no destroza la cartería, le da un toque modernista 
 
¡Vaya fama que tenemos!, ¡Tópicos, Típicos, Típicos, Tópicos! Feliz Navidad y pensad que la felicitación llega por Correo.

 
 
   
 
     
© 2019 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.