Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
¿Plazas Públicas?
 
 
 
 
   
 
¿Plazas Públicas? PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
08 de Diciembre de 2009

Imagen activaPara nuestros  gobernantes, que o viven en lo alto de una nube, o que piensan que todos somos tontos, ya no les  importa tanto el resolver directamente las necesidades sociales, sino que simplemente intentan persuadir a la ciudadanía de que están trabajando por el bien de todos.    

José Luis Zarazaga.-Este humilde desarticulista aunque parezca que ha desaparecido del mapa o sufra tal como dice mi gran amigo Miguel Ángel una arteriosclerosis literaria, lo único que puede hacer para acabar con la intoxicación política imperante en nuestra querida localidad,  es tomarse unas pequeñas vacaciones, siempre que se pueda y el tiempo lo permita.

Paseando por la entrañable Oviedo, sin olvidar la importancia y el cariño que se le tiene al Mercado de La Fontán, y allí si que no hay aprendices de parlamentario que se les haya pasado por la mente el derribar semejante joya arquitectónica, se fija uno en la importancia que se le da al espacio público como lugar de encuentro y disfrute de todos los ciudadanos.

    En nuestra localidad, desde hace ya varias legislaturas venimos asistiendo a una privatización encubierta de todo lo que suene a Plaza Pública o lugar de encuentro.      Podemos ejemplificar con otras de las mamarrachadas que están levantando en lo que nos dejaron como ejemplo de plaza dura, y que aún se conoce como Plaza de los Cisnes.

    Es del todo increíble que día a día veamos como en lo que eran lugares de paseo o de encuentro como la mencionada Plaza de los Cisnes, Plaza de San Francisco, Plaza de Sor Ángela de la Cruz y un largo etc., donde una vez hubo árboles que daban sombra, bancos para sentarse y llenarlos de preciosas pintadas, palomas que alegraban el vivir de nuestros ancianos, y un largo  etc., se esta extendiendo una plaga de cemento en forma de loza, concebida para ser explotada comercialmente. Invitaría a nuestros técnicos de urbanismo, si es que no tienen aserrín en la cabeza, que reflexionen  sobre la pérdida de los espacios públicos: ¿qué está pasando con nuestros espacios públicos?

    Parece ser que la avaricia humana no tiene límites  y estos políticos que nos desgobiernan van a acabar privatizando hasta la sombra.

   No me lo explico, Sanlúcar una ciudad que tiene un clima primaveral, ve a diario como el poco espacio público del que pueden disfrutar sus ciudadanos es ocupado de forma abusiva por veladores cubiertos, que solo sirven para ampliar de forma arbitraria negocios de hostelería a costa no solo de entorpecer el normal paseo de los ciudadanos, sino lo que es más grave; a costa de arruinar zonas verdes y acabar con el poco arbolado urbano que nos queda.

    Lo de la Plaza de los Cisnes, era un lujo gratuito y disfrutado por los niños que correteaban y los mayores que tomaban el sol en sus bancos, ahora el  Ayuntamiento ha decidido que esto se acabe. Sin consultar con sus actuales propietarios,  que somos todos los ciudadanos, se la entrega  a un empresario al que permitirá erigir en medio otra de esas típicas mamarrachadas donde colocar mesas y sillas y como es normal supongo que si alguien tiene la osadía de quejarse, pues nada que se joda, con perdón, y si no es así piensen ustedes que han hecho con las cinco mil firmas en contra del derribo del Mercado de Abastos. “Scotex es mucho papel”.

    Hasta aquí podíamos llegar, a este paso el único consuelo que nos queda es la pataleta y la rabieta. Pero más allá de una actitud que no entiendo en un Equipo de Gobierno que se define como de izquierdas, es comprobar como sigue con  el empleo de estrategias para convencernos de la necesidad inmediata de dichas medidas. Para nuestros  gobernantes, que o viven en lo alto de una nube, o que piensan que todos somos tontos, ya no les  importa tanto el resolver directamente las necesidades sociales, sino que simplemente intentan  persuadir a la ciudadanía de que están trabajando por el bien de todos. Es decir, lograr una opinión favorable del contribuyente más que su satisfacción real.

    Supongo que en este tema, y  creo que no es mucho suponer, que al igual que en  el tan cacareado Plan E, se buscará lograr la opinión favorable a través de campañas de persuasión en Telesanlúcar, amén de cierta prensa afín, que no se puede denominar como amarilla, sino más bien como vomitiva, por lo que dichos medios, digámoslo así, estarán  de fiesta permanente, ya que  los contratos de publicidad no terminaran nunca. Pero el ciudadano será el que al final pague las consecuencias ya que de forma subrepticia se le robará el poco espacio público con la excusa de mejorar unos negocios que adolecen por falta de iniciativa e ideas empresariales.

No a la destrucción de Sanlúcar, no a la privatización de sus espacios públicos.

 
 
   
 
     
© 2019 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.