Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Para cuando un derecho y para cuando un deber.
 
 
 
 
   
 
Para cuando un derecho y para cuando un deber. PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
29 de Noviembre de 2009

Imagen activaLa vivienda, en vez de ser reconocida como un derecho de los ciudadanos, se ha entendido hasta ahora, como un recurso especulativo, y lo que es más grave, la especulación ha sido fomentada por muchas administraciones públicas.

Fernando Hernández..-Debemos reconocer el fracaso rotundo, en el sector de la vivienda, de todos los partidos políticos. Muchas administraciones han utilizado el urbanismo y la vivienda como  financiación corriente, convirtiéndose, a su vez, en uno de los principales agentes especulativos en el mercado de la vivienda.  Y han dejado que sea el mercado quien decida el precio de un derecho social, al igual que la educación o la sanidad. Y lo que han hecho, ha sido convertir un derecho constitucional en una mercancía.  

El urbanismo y la vivienda deberían constituirse en cuestión de Estado, y en ningún caso local y autonómica, visto el fracaso tan rotundo, corrupción, etcétera ; pero sobre todo, de la sustracción a los ciudadanos de las plusvalías generadas, esto es, la apropiación privada de las plusvalías colectivas. 

La posibilidad de acceso de los ciudadanos a una vivienda digna no puede estar en manos de quienes buscan el beneficio y la codicia. Por eso es urgente corregir el mercado de la vivienda, sobre todo, sacándolo de las reglas perversas del mercado, para que se acerque a su valor social. La vivienda, tiene que tener aspectos fundamentales, para que se desarrolle como derecho, recogido en la Constitución, esto es, reconocimiento social, deber de la administración, y que este al alcance de la capacidad económica de los ciudadanos con menos recursos económicos. 

La vivienda, al igual que otros derechos, debe de constituir un indicador básico para poder evaluar el bienestar social de una sociedad, a nadie se les ocurre pensar si la sanidad pública o la educación pública, para acceder a ellas, tuviéramos que depender de la mano invisible del mercado.

El acceso de los ciudadanos a una vivienda digna y a precio asequible es básico para la integración y el desarrollo social, y deber ser, una prioridad de las administraciones. Una prioridad promover viviendas, con equipamientos suficientes, sin construir guetos, haciendo del suelo un bien social y no especulativo.

Por lo tanto, en lo que se refiere a la vivienda, hasta ahora, estamos muy lejos de que sea un derecho, habrá que esperar y tener esperanza, quizás: Ley Derecho Vivienda.  Hay que seguir ilusionado.

 
 
   
 
     
© 2019 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.