Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
¡ Qué jartá de reí, osho !
 
 
 
 
   
 
¡ Qué jartá de reí, osho ! PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
18 de Enero de 2009

Imagen activaLa “Diputá” Nebrera no es que sea xenófoba, joé, lo único que le pasa es que tiene la risa floja. Es más, el origen de la flojera de su risa está en el acento andaluz. La cosa es que le suena a chiste y se ríe. ¡Qué le vamos a hacer!.

Jota Siroco.-La Diputá Nebrera es que escucha aquello de “eran las cinco en punto de la tarde… una espuerta de cal ya prevenida…” y se descojona. ¡Y en “Bodas de Sangre”! Ahí si que es de ver el despataje, cuando oye recitar lo de “que yo no tengo la culpa, que la culpa es de la tierra…etc” se tira al suelo, golpea entre carcajadas la moqueta y hasta se hace sangre en las ingles intentando no mearse encima de la gracia que le hace el Lorca ese tan chistoso.

Hay también quien cuenta que una noche alguien recitó unos versos de Cernuda, ese sevillano con la gracia en cuarta, como es bien sabido, “si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido”, a la señorita Nebrera se le atragantó el gintonic y no murió sin conocerlo porque la risa le hizo escupir la rodajita de limón. Gracias al chiste de Cernuda sigue viva.

Ahora, y ya para terminar, lo que no puede aguantar, porque es que se le revientan las mandíbulas, es escuchar una seguiriya. Es oir “ay, ay, ay…” y le tiemblan las piernas, se le erizan los vellos de todos los rincones, le duelen las lágrimas de risa y acaba desmayada de un ataque de jajajá jijiji justo cuando el cantaor se parte la camisa.
¡Qué joía Nebrera!. ¿Saben aquel que diú?
 
 
   
 
     
© 2019 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.