Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Por la izquierda
 
 
 
 
   
 
Por la izquierda PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 
06 de Febrero de 2019
"Tanto la izquierda como la derecha se puede definir como una apariencia, eso si siempre engañosa y que está destinada a confundirnos"
Hoy este humilde desarticulista tiene puesto el punto de mira en un tema que está de rabiosa actualidad debido a la parición de Vox en el tablero político y por supuesto y como no, la crisis de Venezuela
El lado izquierdo y en este caso no vamos a dejar de pensar en el lado izquierdo de la política, siempre se ha presentado como algo oscuro y siniestro. Ya en el Cantar del Mio Cid se relacionaba las palabras derecha y siniestra con los augurios, aclarar que siniestra es sinónimo de izquierda. Anteriormente en Roma se establecía que si el augurio llegaba por el lado derecho era bueno y si por el contrario aparecía por el lado izquierdo era malo o adverso. De ahí proviene que el tema siniestro sea sinónimo de artes oscuras.
No creo que la izquierda que tanto alardea o según el caso cacarea en nuestro Salón de Plenos practique la magia negra o las artes oscuras, aunque muchas veces tengo la sensación de que alguien se va a levantar en plan Maléfica y le gritará a nuestro alcalde apuntándolo con su bastón: “tu no eres un Rey para mi”

Bueno dejando aparte las connotaciones Disney aunque algunas veces el Salón de Plenos parezca más bien el concierto de los Aristogatos, el tema del lado izquierdo es algo más preocupante y deberíamos de tomarnos la situación con un poco más de cordura y seriedad.
Tanto la izquierda como la derecha se puede definir como una apariencia, eso si siempre engañosa y que está destinada a confundirnos. Sin embargo debemos de anotar  que señalar las contradicciones y la esencia de las cosas implica el reconocer el contexto en el que se enmarcan. Tenemos que pensar que ambos bandos mantienen unos intereses, ¿por qué se mueven?, ¿quiénes son los que se mueven? y por supuesto, ¿Cuál es el interés que los mueven?
¿Por qué los que se definen de izquierda no dicen ni esta boca es mía cuando el sufrimiento de un pueblo es perpetrado por un régimen que se autodenomina de izquierdas?. Tal como dijo Tales: Sea tu oráculo la mesura”
  
Resulta muy incoherente que organizaciones o sectores denominados de izquierda se alíen según el viento que sople a su favor con las tesis de la derecha, eso si siempre buscando conservar su coto de poder a expensas de lo que podemos definir la sangre de movimiento social y desde una lógica alianza sin principios y por supuesto sin ningún valor moral.
  
Voy a poner un pequeño ejemplo: ¿Dónde ha ido a parar ese apoyo desaforado hacia las corralas y el derecho a tener una vivienda digna?. Llegados a este punto hay que tender que el circo mediático ha llegado a su fin y claro ya no interesa o no es motivo de polémica.
  
Siento verdadera vergüenza al observar cada día como aquí la verdadera izquierda, la izquierda luchadora, la que promovía el bienestar social, la que estaba entonces al frente de los sindicatos y se alimentaba de la defensa del trabajador ha pasado a convertirse en un grupo que quiere aferrarse al poder utilizando el todo vale a la vez que hacen uso de un discurso manipulador que oculta los verdaderos motivos de sus acciones.
   
Es penosa su actuación a través de las Redes Sociales, por poner un ejemplo, ya que se valen de los medios más rancios como es la mentira, la manipulación y siento decir que lo he sufrido en mis carnes, la amenaza en sus distintas vertientes.
   
No se puede estar utilizando la manipulación de la información constantemente, ya que al igual que Jano todo tiene dos caras y la constante victimización no logará que el movimiento social empatice con la izquierda.
Vivimos momentos extremadamente delicados y Sanlúcar no será una excepción, gracias a estas posturas la extrema derecha anda reclamando su cuota de poder y que conste que tanto monta,  monta tanto Isabel como Fernando. No me gustan los extremos ya que los dos buscan exaltar las pasiones para ocultar sus oscuros  intereses.
   
En nuestra localidad es extremadamente delicado que el populismo se disfrace de izquierda porque al final lo que se convierten es en agentes y operadores de la derecha. Tenemos que desenmascarar a ese tipo de pseudopolíticos salva patrias no dejándonos caer en su serie de engaños, mentiras y manipulaciones ya que solamente buscan su beneficio personal en el cuanto peor mejor para ellos.
  
Por desgracia han conseguido transformar a su enemigo (la extrema derecha) en su más poderosos aliado ya que tenemos que recordar que dos polos de distinto signo se atraen y del miso se repelen.
Para finalizar y no extenderme en demasía solamente comentaré que Sanlúcar no es ajena al albur de los tiempos, ya no nos sorprende que el ciudadano de a pie se haya dado cuenta de comos e ha desactivado cualquier rastro de lucha obrera e izquierda real, trocándose por cuatro populistas que repiten como un megáfono consignas políticamente correctas.
 
 Los populistas, de derechas o de izquierdas, ofrecen soluciones falsas a problemas reales”. (Michael Ignatieff)
 
 
                                                          José Luís Zarazaga Pérez.
 
 
                                          
 
 
.
 
 
 
   
 
     
© 2019 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.