Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Carta a Ana
 
 
 
 
   
 
Carta a Ana PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 
15 de Octubre de 2014
Carta a Ana
Es algo ( la salud democrática) que se consigue, se cría, se reproduce, con el diario uso y respeto de la democracia, de sus instituciones, de los ciudadanos, de los derechos individuales, de la solidaridad y la verdad. 
Decía y no sin poca razón Einstein que "hemos roto los átomos, pero aún no lo hemos hecho con los prejuicios". 
Maestro Liendres.-De ello me sirvo( yo, rojo, eso dicen al menos) para, a pesar de que nos distanciamos en lo ideológico y en lo social, infinitamente, aunque bien es cierto que es ailí donde confluyen geométricamente las líneas paralelas, que en teoría nunca se cruzan, para no obviar el respeto y los derechos que le asisten como persona, y aún en io político, no para concederle una oportunidad, que yo no soy nadie para hacerlo, sino para darle las mismas que han tenido, los que como Ud., se presentan a las elecciones municipales. El resto que se presentan han hecho de su elección una necesidad doméstica, una fuente de ingresos, para sí, y de los que le den las ganas, en detrimento de los dineros de las arcas públicas no, de los bolsillos de los contribuyentes. 

Se perpetúan, se autoproclaman, se compran un coro de vitoreado res, palmeros, televisiones, periódicos, etc... para que todo el mundo sepan, que están constantemente mintiendo, engañando, mareando la perdiz, y discutiendo sobre si el contrario apesta más que ellos. 
 
Ud. acaba de llegar y hasta ahora no había dado muestra de pertenecer al gremio, del guardia, del platero, del niño rico proletario, del sacristán, etc. 
 
Porque además Ud. debe de "cargar" con unas siglas de algo que dicen que es un partido (véase acontecimientos recientes, vamos los últimos 30 años), de la " historia del mismo en esta población), y creo que también con su buena voluntad. 
 
Pero esto, lo ha acabado Ud. así creo, y ha dado pie a este artículo, en base a tres llamemos incidencias, que le relato: 
 
Dice Ud., que todos los que quieran unirse a su proyecto, venga de donde vengan". La lista de colaboradores no lo corrobora, y alguna que otra persona, doy fe, de otras confesiones políticas, han sido despistados por su equipo, aunque su interés fuese ofrecer colaboración en temas que Ud., ya lo ha demostrado, desconoce totalmente, y sin contra prestaciones. Véase el contenido técnico y económico de lo presentado al Pleno en el asunto de la depuradora; creo que aparte de que Ud. no lo ha redactado, los que lo hayan hecho, son más enemigos que compañeros. 
 
Cayó en mis manos un ejemplar gratuito de una publicación empresarial y leí un artículo suyo. Realmente ha ingresado Ud. en la cofradía de los que más arriba relaciono; no ha dicho nada específico, abstracto y abstraída en los pasquines electorales. Sin compromisos. 
 
Finalmente, a cuenta de una sentencia dice Ud.: "hoy Sanlúcar gana salud democrática y por ende los sanluqueños
 
Permítame decirie que la salud democrática de un colectivo, no la determinan los jueces, ni los políticos, ni nadie. Es algo que se consigue, se cría, se reproduce, con el diario uso y respeto de la democracia, de sus instituciones, de íos ciudadanos, de los derechos individuales, de la solidaridad y la verdad. 
 
Si como Ud. dice, se gana salud democrática, es porque Ud. presupone que antes era mala, y debe de conocer los motivos de ese estado, para hacer esa afirmación. Díganosla con veracidad. Ese es el camino que debe de seguir en cuanto a su trayectoria política, no desperdicie sus virtudes, que las tiene, y dele una esperanza a los ciudadanos. No diga sí a todo lo que le ordenan. Defienda sus ideas y su personalidad, ante ellos, exíjales que le respeten, y será distinta a los de la cofradía. 
 
Finalmente lo que es del Cesar: me comenta mi amigo Daniel el de los 1/ pingüinos' que le quisiera agradecer su comportamiento y actitud ( no la asistencia), a la procesión de la Patrona, al no confundirla con una pasarela de modas o un desfile nupcial con saludos al público, como hizo su ¿ compañero?, el árbitro, que se llevó, siendo sanluqueño, faltándole el respeto a los que tienen ese acontecimiento como costumbre cultural o social, moviendo la mano al estilo borbónico, y saliendo y entrando para cumplir reiteradamente con el rito de quemar tabaco. 
 
Suerte en su vida personal; las ideologías no tienen poqué separar a las personas. Espero que no le haya causado ninguna sorpresa el contenido del presente. 
 
Saludos 
 
 
 
 
 
 
 
   
 
     
© 2019 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.