Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Rajoy en Sanlúcar
 
 
 
 
   
 
Rajoy en Sanlúcar PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
20 de Abril de 2014
Mariano Rajoy esta mañana en Bajo de Guía
Juan José García Rodríguez.-Con la extrañeza de ver a un resucitado, el día era el justo, como la duda del apóstol Tomás con Jesús, vi a Rajoy desembarcando en un coche de la barcaza de Cristóbal. No había protocolo de recibimiento alguno, venía de unas vacaciones incógnitas en el Parque de Doñana. Llovía, eran las 12:10, otra pareja y este trio que ven en la imagen son los únicos que cruzaron miradas con el señor Presidente del Gobierno.
Como estaba muy cerca y llevaba las ventanas bajadas pude oir esta conversación:
- ¿Y esa anaconda gigante que recorre todo el arenal de Bajo de Guía? – preguntó al conductor del todoterreno – eso es más que un hilillo de alquitrán.
- No es una anaconda señor – le dijo Beltrán, el conductor, criado por estos pagos – es una obra hidráulica pensada por todos los políticos de la localidad, en su día llevada a Pleno y votada por unanimidad.
- Pero ¡qué carayu!, si es fea, rota y destartalada – replicó en su turno malhumorado.
- Pues que usted sepa señor Rajoy que aún no han venido a inaugurarla, ni se ha puesto en servicio nunca – le amplió información Beltrán.
- Y ¿por qué no la retiran? Afea el entorno y los restauradores estarán todos enojados, por lo menos – dijo con buen criterio don Mariano.
- Es que tal parece, que el tiempo la ha consolidado ya como un monumento al despropósito y a la inteligencia de nuestros políticos – dijo con sorna el conductor – los políticos no lo ven mal, porque todos los lugareños que la ven se acuerdan de ellos y hasta de sus familiares, agregando algún que otro improperio, que no revelaré a usted por educación Señor Presidente.

- ¿Y por qué no la retiran? – dijo don Mariano frunciendo el ceño al tiempo que subían y bajaban sus gafas.
- Unos dicen porque no hay dinero, otros porque es competencia de Costas, todos se tiran la pelota – dijo Beltrán.
- Pues yo le diré al señor Montoro que libere una partida de la caja de los despropósitos y lo envíe inmediatamente para Sanlúcar, al igual que hizo mi colega Calvo Sotelo cuando envió dinero para arreglar el techo de la iglesia de la Virgen del Carmen – y agregó el Presidente – Por cierto, ¿quién gobierna en Sanlúcar?
- Están los socialistas, pero debería usted hacer un esfuerzo, y mandar dinero del bueno que luego sale la oposición y nos lo retirarán.
- No – dijo Rajoy sintiéndose enojado – ya en el partido no existe caja B, esa se la llevó el chorizo de Bárcenas – Concluyó don Mariano al tiempo que subía la ventanilla de coche.
 
A excepción de lo primero, es decir, que he visto a Rajoy bajando de la barcaza de Cristóbal en Bajo de Guía, todo lo demás son elucubraciones mías, como decimos aquí “un zuponé”. ¿Pero a qué es bonito? ¿qué nos gustaría que fuera verdad?. Dale a me gusta y entre todos lo podíamos llevar a un Pleno
 
 
   
 
     
© 2019 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.